Un ambiente preparado para experimentar con distintos materiales que les acercan al pensamiento matemático a través del juego.

Matemáticas sensoriales

El tacto es uno de los sentidos más tenido en cuenta para este tipo de actividades, ya que el cerebro procesa las experiencias táctiles en la misma zona del cerebro en la que se procesa la integración sensorial y el pensamiento abstracto, ambos básicos para la adquisición de conocimientos de tipo matemático. El ambiente lúdico es primordial para conseguir y fortalezer una motivación intríseca positiva hacia el mundo matemático, rompiendo el molde o idea preconcebida de lo aburrido que pueden llegar a resultar a un niño o niña las matemáticas del colegio.